Masaje reductor

Perder tallas con el masaje reductor
Todos soñamos con perder peso y tallas de forma rápida, sencilla y sin mucho esfuerzo pero en el caso de querer adelgazar, el precio a pagar son constancia y firmeza.
Siempre que se empiece un tratamiento, es muy importante no abandonarlo a los pocos días y llevarlo a cabo de forma completa. No importa si no se ven resultados: el tiempo y la perseverancia es unos factores importantes.
El masaje reductor es un tratamiento solicitado por el 80% de las mujeres, pero tiene que acompañarse con otros tratamientos adelgazantes aplicados con instrumentos eléctricos para hacer desaparecer imperfecciones de la piel, estrías además de ejercicio y una dieta equilibrada.
Los distintos tipos de grasa.
El primer es identificar el tipo de grasa que vamos a tratar.
La grasa puede ser blanda o dura y puede estar localizada en distintos puntos del cuerpo: abdomen, glúteos, brazos.
La grasa más difícil de tratar es la que se localiza en el interior de los músculos, ya que se encuentra en un estrato más profundo y es mucho más complicada de eliminar que la que se encuentra localizada en las capas más externas de la epidermis.
Cómo actúa el masaje reductor.
El masaje reductor actúa sobre el tejido conjuntivo, mejorando el drenaje linfático e intravenoso gracias a la presión ejercida: ayuda a liberar las toxinas y las grasas de los tejidos, se reducen los depósitos grasos del cuerpo movilizándolos y mejorando la circulación y facilitando su eliminación de la zona tratada.
Para perder tallas y reducir centímetros con el masaje reductor es importante acompañarlo con una dieta equilibrada y ejercicio físico: el masaje reductor en sí mismo, si no es respaldado por una dieta balanceada y un mínimo de actividad física, no surte efecto.
Beber mucha agua, comer mucha fruta y verdura, y moverse lo máximo posible son complementos fundamentales para obtener mejores resultados y más rápidamente.
¿Y los resultados?
Como en todo, hay que tener paciencia. Para empezar a ver los primeros resultados son necesarias cuatro o cinco sesiones, dependiendo del tipo de grasa que haya que tratar y de la entrega del paciente.
Con el masaje reductor se pueden llegar a perder entre una y cuatro tallas, pero para ello pueden ser necesarias hasta quince sesiones.
Para disminuir el tiempo necesario para ver los primeros resultados es imprescindible acompañar el masaje con otros tratamientos como la radiofrecuencia (lifting sin cirugía),las cremas especiales…

Precios: masaje de 50 min – 38 €/sesion

Bono de 5 ses. – 30€ / sesion.

Cremas: La crema Reductor Total de Modellare  200 ml – crema super-adelgazante de efecto calor.
Es un producto intensivo que ha sido formulado para actuar sobre las acumulaciones lipidicas.
El tratamiento sera mas activo si antes de la primera aplicacion se realiza una exfoliacion y en las sucesivas veces se utiliza despues de ducha o baño.
Especialmente eficaz en gluteos,caderas,muslos y abdomen.
Principales ingredientes activos: Carnitina (vitamina BT), sales de yodo, cafeína, fucus, agente efecto calor. Extractos de plantas (Manzanilla, hiedra y hammamelis).

Precio: 46 €