Masaje Thailandes

La persona receptora del masaje ha de cambiarse a ropa suelta y cómoda y se tumba en una colchoneta o colchón firme en el suelo. El receptor se coloca en muchas posiciones similares a las de yoga durante el curso del masaje.
El masajista se apoya en el cuerpo del receptor con las manos y los antebrazos, bloqueando con el codo, para aplicar una presión firme rítmica. El masaje en general sigue las líneas Sen del cuerpo – algo análogo a los meridianos o canales de medicina china. Se pueden usar las piernas y los pies del masajista para fijar el cuerpo o las extremidades del destinatario. En otras posiciones, las manos fijan el cuerpo, mientras que los pies dan el masaje.
Una sesión completa de masaje tailandés suele durar dos horas o más, e incluye presión rítmica y estiramiento de todo el cuerpo, lo que puede conllevar el estiramiento de los dedos de las manos, de los de los pies pies, de las orejas, crujimiento de nudillos, caminar sobre la espalda del receptor. Hay un procedimiento estándar y el ritmo para este masaje.
La duración de una sesión de masaje thai es de una hora a dos. El masaje thai reúne las técnicas de 3 disciplinas de tratamiento tradicional:
1. Amasamiento de los músculos.
2. Manipulación del esqueleto o quiropráctica.
3. Digitopuntura, presionando sobre ciertos puntos de acupuntura o líneas energéticas.
El objetivo del masaje thai es armonizar, asegurarle un óptimo fluir y estimular toda la energía del cuerpo del paciente, así como equilibrar las funciones de los 4 elementos fundamentales del cuerpo: la tierra, el agua, el fuego, el aire.
Sin embargo, el masaje tradicional forma parte de un verdadero arte de la vida en Tailandia, y requiere una cierta actitud de búsqueda e investigación. En Tailandia se practica en los centros médicos así como en los templos y el ámbito familiar.